viernes, diciembre 31, 2010

FelizAño11

Las fuerzas intergalácticas se unirán en 2011 para que los héroes anónimos conquisten las calles, las limpien de seres y sentimientos malignos y establezcan un nuevo orden. En él los buenos encontrarán su sitio, convivirán con iguales, querrán a latido feliz y harán del trabajo su fuente energética. La sonrisa se dibujará en sus rostros y harán del bien común su meta. Hay que confiar en que los vacíos se superen, los bajones se olviden y los miedos se conviertan en anécdota. Ojalá que así sea. Por mucho que el año entrante sea impar hay que saber formar pares eficaces y satisfactorios. Con mis mejores deseos y expectativas. Cuenta hasta 11 y luego que comience el espectáculo. Besos y abrazos a repartir.

miércoles, diciembre 22, 2010

Más con menos


Puede que dejados llevar de la ingenuidad o la tontería, pero mi visión del gentío en general poco demuestra el tránsito por una crisis que bien merece 'eses' infinitas. Es pisar las calles, acceder a un comercio o gran superficie, buscar mesa o sitio de picoteo, hacerte con un billete low o no de viaje, con una entrada con ánimo de show... Y no encontrarás el terreno llano. Una muchedumbre parece querer vivir como si fuera el último instante, no privándose de nada. Haciendo del gasto su ejercicio de cada día... Y de las carteras su pozo sin límite explorable.
Es cuestión de cada cual su propia gestión, pero no cuando se toma el pelo público a un país azotado por el contexto. El mismo en el que muchos se frotan las manos acumulando prestaciones, subvenciones o pagas extras sin mover ni un sólo dedo. Y sin hacer un amago de intención de encontrar una vía laboral de la que comer por cuentra propia y no ajena. El morro crece y la mala fama ganada a pulso, también.
Los que, por desgracia, nos vemos en el carro de búscatelavida tenemos que luchar contra nuestros fantasmas y los del mercado contractual, tan amigo de sus amigos, parientes, amantes y etcéteras de dudosa reputación o con la putación por los cielos. Con estos mimbres se complica más el encauzarse en tiempos de vacas flacas. Ni la experiencia ni talento ni las ganas son pasaporte a la subsistencia. Así que toca romperse la cabeza, divagar entre lo creativo y lo eficaz para encontrar la salida de emergencia. Si la encuentras, ¿te importaría abrirme paso?

domingo, diciembre 12, 2010

Ahora o nunca


Nos lamentamos de los momentos perdidos. Esos que renunciamos vivir por miedo, dudas o simplemente pereza. Y todo hasta que llega el instante del no saber, del sentirte en total suspensión vital. Preso de decisiones ajenas, que en nada tienen que ver con tus propias ideas, ganas o talento. Queramos o no, los pasos a solas tienen un escaso recorrido. Por eso nos sabemos víctimas de a quienes llamaremos ingratos o limitados, los mismos que acaban con nuestras ilusiones o nos obligan a sufrir sin pestañear. Puede que mi presente me haga maldecir esta realidad, pero antes o después todos nos sentimos así. Tan así que hay que plantearse el ahora por encima de todas las cosas. De poco sirve construir castillos de sueños de arena, llenarse de bocanadas de aspiraciones o montañas de folios por escribir. Hay que hacerse fuerte y ejercer de vividor sin complejos. Sólo de ese modo, sin esperar más allá del tintineo del reloj, cumpliremos el propósito de anticiparnos a la maldad de serie.

Ni qué decir tiene que, pese a todo, no hay que perder el sentido propio, la personalidad que nos hace únicos a quienes nos preciamos de serlo. No olvidemos que quedan ejércitos de ovejas cortadas a patrón por el redil de los mediocres. Cada quien sabrá cómo quiere sobrevivir en la jungla de las mentiras, de las miradas de guerra, del betún por desteñir... Hay que saber filtrar y despejar tales enemigos íntimos, encantados de ver menguar al resto. Sólo queda protegerse y sacar la cara ante la oscuridad y los oscuros.

miércoles, diciembre 01, 2010

No sólo palabras


Vacío >>> Suspiro >>> Recuerdo >>> Lamento >>> Retrocedo >>> Grito >>> Siento >>> Entiendo >>> Tú >>> Yo >>> Dos >>> Uno >>> Destiempo >>> Orgullo >>> Silencio >>> Pérdida >>> Soledad >>> Amor >>> Desamor >>> Queriendo. ><><><><

El orden de factores altera el producto y así me siento producto de una mala gestión de palabras que son sentimientos y una historia que late a contratiempo. ¿Cómo escapar? Es mi tormento, el saberme preso de un amor que se escribe a lápiz, que se mancha y borra sin remedio. Con el deseo de hacerme fuerte con todo esto y no mirar al pasado con el peso del despecho. Que así sea.