lunes, junio 27, 2011

Domingo al Sol



Sale el Sol. Altanero. Con su estilismo de rayos y rayas. Hedonista generoso. Inmóvil pero grácil como un bailarín inquieto. Arrebatador. Esperado por esquivo. Cómplice enarenado. Húmedo en el cuerpo a cuerpo. Ya fuera por mares o sudores varios. Tan versátil que se hace calle. Sin callar. Dando ritmo y colores a su caída triunfal. Miscelánea de gentes, pasos, besos y vasos. Una regresión blande la espada. Mientras un infante emula con su ídem made in China.
Parejas bien entendidas, otras desparejas son ejemplo de abandono feliz del sofá. El target Ikea se airea. Ejercita su underground entre tantos. Contonea arrítmicamente su ego. Aplaude una voz que merece más de tres letras. Cuando la versión voltea auténtica. Pesadilla Gaga que abre el telón a la lentejuela. Taconeo orgulloso de bucle infinito. De carnes expuestas que ponen o imponen, según. La cadencia sube el guapo, enciende corazones y otros grupos musculares o tejidos a compartir.
El arcoíris resuelve la fantasía. No hay edad, sólo verdad. El suelo es cómplice, el cielo testigo. El calendario marca domingo. La mirada no entiende de días. El Orgullo es más que una fecha. Y el Sol no se llama Lorenzo. Si no me crees pregúntale a la Luna.

viernes, junio 17, 2011

¡Sálvenme!



El calendario impacta con la realidad. Nos lleva la corriente y el oleaje de la incomunicación. ¡Qué paradoja! Surgen malos instintos, personalismos varios y el resultado sigue siendo el mismo: la duda. Ni el peor matemático resolvería tan a malas esta suerte de ecuación. El letargo infinito de ilusiones, vocaciones y sueños para lucro de unos pocos. Los indebidos, los vendidos a la piel del diablo, los antihéroes deshumanizados. Jugar con el futuro y los cuartos (pocos o muchos) de quien ha cimentado tu universo es un acto granuja y despiadado. Vence la ambición de los mediocres con ínfulas de grandeza. No conocen la responsabilidad ni toleran su enseñanza. Caminan a pasos de gigante ocultando la cabeza. Te posicionan en el estrés del qué será de mí. Dónde iré a parar, si es que esta noria se detiene algún día. Quieres cantar el bingo de tu libertad pero requisan los cartones, sólo por molestar. Basta bastos que bastante hemos soportado sin batallar. Ojalá todo sea una pesadilla y despertemos en el contexto merecido. ¿Destino con fin?

sábado, junio 11, 2011

Bio



Maldigo la hora,

mendigo el instante,

maldigo el tormento

en que tus ausencias

anularon mis sueños.

Cuando tus promesas

volaron cual viento.

Perdido en excusas,

tan ilógico como cuerdo.

Decíamos que ayer

completaríamos el círculo.

Pero del dicho al hecho

siempre rompiste mi trecho.

Reniego de bufonadas,

del quiero y no puedo.

Tontas lecturas entre líneas,

capacidades menguadas

que auparon tu donjuanismo.

Un atrás es utopía.

Esta historia, quiera o no,

siempre será tuya y mía.

lunes, junio 06, 2011

Tomo la palabra


Plagado de historias e histerias paseo entre océanos de cómos y por qués. Indignado por tanto y su plural que olvido cuán importante es el estar. El hecho es ser. Amar y armarse de valor, sólo anécdotas de un todo. Aspiro a la insensibilidad frente a los cobardes. Los mismos que tienen miedo a sentir, vivir, verbalizar. Reniego de los episodios de rencor sin explicaciones, cimentados en intereses de mediocres. Perdemos el tiempo en absurdos que restan energías para descuido de los pilares por derecho propio. Rompemos corazones, espejos, ilusiones... Interpretamos un pobre papel, muy vacío de contenido. Resulta cómodo, como triste. Calla el que tiene tanto que decir, hace del chillido su expresión el fantasma de lo surrealista. En tan panorama desolador la oportunidad se disfraza y los sueños brotan de pastillas. La verdad hace de la realidad un chiste mal contado. Y los cuentos sólo son eso.