martes, marzo 27, 2012

El talento no se viste de Prada


El talento asegura el futuro, decía un agitador de masas hace no mucho. Pero no siempre es así y lo sabemos. Quien pensara que los malos momentos servirían para hacer una limpia y quedarse con los mejores profesionales, estaba muy equivocado. Sabemos que el empleo ruín de enchufismos, pegotes, vagancia y demás da al traste con tantísimos empleados cualificados y con ganas de desarrollar sus potenciales laborales. El contexto nos lleva al éxodo internacional, a las dudas frustrantes, a cuestionar el camino trazado y todo porque en lugar de proteccionismo y énfasis emprendedor seguimos (siguen) cometiendo los mismos errores de aupar los intereses.

Estos días en un ejercicio profesional alguien quería cuestionar mis conocimientos, desde la total ignorancia de mi experiencia/curriculum. Viniendo de una eminencia cualquier crítica destructiva adquiere peso, pero si brota de una bruta que se posiciona como sabia suprema sin tener ni formación ni criterio, por ahí no paso. No pude evitar reírme y asimilar con tristeza que era una manifestación de tantas, no un hecho aislado. Me gusta crecer, compartir, aprender de cualquier persona, porque creo en las personas, no en los robots. Gente así necesita de sumisos al cargo, con quienes ejercer la tiranía de su verdad. Lo bueno es que el bochorno, la falta de argumentos sale cuando menos se espera. El maquillaje tiene poros y los hechos muchos peros.  

miércoles, marzo 21, 2012

De una pieza


Somos producto de nosotros mismos. Nos construímos, para bien o para mal. El problema es que no siempre sabemos calibrar conceptos como sueños, aspiraciones, ilusiones, deseos, necesidades, caprichos. Participamos del complicado juego de la vida, mascamos nuestras frustraciones, paseamos egoísmos, desoímos consejos, aúpamos al necio y queremos salir libres y reforzados. No siempre es posible y gracias. Nos falta autocrítica y sentido común. Y la capacidad efectiva para saber ver más allá y poder identificar aquello o aquellos que nos sobran. Perdemos mucho tiempo, sacrificamos nuestra esencia y olvidamos lo importante. Estamos ciegos, locos o qué. Hace un tiempo la vida me dio una gran lección. Dura, pero efectiva. Sólo así se entiende que el dolor tiene un precio y regala argumentos certeros. Ha pasado tiempo y es ahora cuando empiezo a encajar las piezas de mi puzzle. A entender quién soy y adónde voy. Y lo más importante, con quién. No es fácil elegir compañeros de viaje, pero mucho peor resulta padecerlos. Requiere mucha empatía y sinceridad con el yo interior, escondido en su celda de la verdad, desatendido y solo. Tememos su diagnóstico, su pulso. Acabar desencajados y malheridos. Pero más vale conocer el peso de la tortura que el de la conciencia. Soy, estoy y quien quiera verbalizar conmigo que explore su léxico. Yo sabré cómo conjugar mi querer en primera persona.

domingo, marzo 11, 2012

dlr, tu *uta madre


Sabes que te pertenezco. Te gusta el juego y esperabas el momento para escenificar tu poder. Pero no contabas con mi nueva posición, con mi actitud desafiante y no cobarde. Hace nada hubiera firmado mi sentencia de muerte sólo con verte y saberte lejos. Hoy confío en dejar atrás la dependencia absurda, mi ridiculez romántica. Merezco amor, no migajas. Nunca entendiste lo bueno que era para ti. Te venció el miedo y tu incapacidad para 'dlr' (definir la relación). Intentas hacerte visible, permanecer y quién sabe si verbalizar el arrepentimiento que un corazón puede esperar, pero una cabeza amueblada sólo se limitaría a tirar a la basura. Es tarde. Paséate con tus amigos de saldo, exhibe tu instinto cazador vacío. Si recuerdas un momento, un juego de palabras sabrás que te salieron mal las cuentas. Quiero quererme y si me quieren de verdad entender que nunca hay que confiar en la supuesta bondad de los desconocidos.

¿Siguiente?

jueves, marzo 08, 2012

Juegos de identidad


Las fronteras de la sexualidad se diluyen. Se pierden conceptos básicos que facilitaban la identificación de las presas. Pero a alguien se le antojó que lo establecido era un rollo y cambió las reglas. Hoy en día los masculinos se visten de femeninos, los femeninos optan por maquillar de masculinizante su fachada, chicas juegan con su ambigüedad esperando no sé qué resultados, los heteros coquetean con los homos, saberse deseado pone, impone el dar pasos hacia el verdadero deseo... Un lío de dimensiones complejas. Es complicarse sin sentido. Cuán mejor sería tener cada cual un letrero explicativo: qué te gusta, en qué estado te encuentras y demás. Ahorrar dudas y cortar de raíz con tanta gente que se aprovecha de esas artes de despiste para conseguir según qué cosas. La liga del ligue se complica, porque lo mismo te columpias que te llevas una sorpresa... grato o golpeada, a modo de bofetón. ¡Qué pereza! Más cuando el mercado de por sí está fatal. No se encuentran ejemplares dignos de continuidad. Puede que me venzan la negatividad y desidia amorosa, pero con tal estado de las cosas no encuentro razones suficientes para lanzarme a la conquista. Sé que de esperar uno desespera, pero prefiero eso a encontrar otra manzana podrida. Por favor, si alguien quiere hacerme caso no más confusión postiza, que bastante tenemos con la natural. Amor sin fronteras, ni barreras artificiales.