martes, junio 03, 2008

Entre ayer y hoy: la vida es así(n)

La curiosidad de los destinos o circunstancias varias nos suele bifurcar, separar y alejar, a veces sin remedio aparente... Pero cuando menos te lo esperas (promoción plena) un proyecto de vida y sus adyacentes te devuelven a la carretera y a emprender caminos de regresiones múltiples. Así unos cromos gentiles, apilados y olvidados se desempolvan y vuelven a tu día a día con la viveza y cercanía de otros tiempos añejos. El primer momento de duda y miedo a lo redesconocido se supera al primer nanosegundo, cuando se comprueba que el poso del cariño y la nostalgia bien entendida están por encima de todas las cosas...

Estoy feliz, no, lo siguiente. Me congratulan muchos volveres que afortunado yo estoy viviendo para bien. Inconsciente hasta ahora de muchos cariños ganados a pulso y cegado por lo común, lo bueno conocido, despistado ante lo mejor que puede conocer y ahora retomar. Es de buena sortudez el hecho de generar estas regresiones y traslaciones presentes, con la conexión y el feeling intacto, las palabras, los gestos, los silencios y el sentido del humor a prueba de hojas de calendario.

A veces soy un autoinjusto, por mis azotes propios que debieran ser antítesis. Pero cuando no se ve más allá de la oscuridad el resto no existe. La luz aporta nuevos matices, el redescubrir y el sentir como novedad que lanza a una virginidad emociona, de sentidos en frenesí y sensaciones infinitas. Qué me gusta ser testigo de mi reconstrucción. Como bien dice mi psicowoman de cabecera, es lo que toca tras la ventolera en mi apartamento yoísta en lo emocional y derivados. Y tras la deconstrucción ahora toca ponerse en obra, con el pico y pala y la jornada laboral y personal en sesión continuada. Y con seguridad social. De ayer y hoy. ¿Y mañana? Quizá lo sepa el gato de Aramís.

1 comentario:

An dijo...

al gato de Aramis dejalo tranquilo, q ya bastante tendrá el pobre...

"me gusta ser testigo de mi reconstrucción"

parece que sólo me leo siempre el último párrafo, pero jo, no lo puedo evitar, estas hecho un mago! mi madre siempre me riñe porque mis finales se quedan a medias, tú tienes ese puntito que a mí me falta, lo bordas, ten cuidao a ver si entre plató y plató te lo voy a robar eh?

UN BESOTE, (poner un besote en el blog dle pOgrama me daba cosa, q luego se va a descubrir q soy una enchufada)