domingo, enero 13, 2008

De imposibles e injusticias enjoyadas

Dicen que Madonna es la reina de la reinvención. Sabia como pocas, cada disco, cada novio (ya marido dudoso), cada adopción... Todo en ella es nuevo o revisionado, pero siempre diferente. Y a los pobres mortales submileuristas o más sub de lo sub también nos llama eso de deconstruirse para volver a surgir de una ceniza o un escombro. En ese proceso poético me encuentro, porque cuando la vida (que no la visa) te pone en la diatriba del cambio poco puedes hacer.
Tras tiempos de taquicardias, desfiles de inmundicias hechas tendencias, actualidades viciadas cuando no viciosas y egocentrismos empresariales para ayer, lo cultural me reclama en este momento de remanso personal. Lo que me viene a confirmar que hay más posibles de los que uno imagina y que ese Santander negado existe si uno sabe buscarlo. Poco a poco voy en su encuentro y merece la pena disfrutar de sus bonanzas.
Este viernes tuve la suerte de asistir a una obra del todo inusual. Su nombre, 'El Oratorio de Aurelia', toda una creación de Victoria Chaplin, nieta del mismo Chaplin. Aquello era un cúmulo de propósitos sobre la imaginación en todas sus vertientes, jugando a la irrealidad fantasiosa que a menudo se nos escapa. Aires de circo finolis, con contorsionismos imposibles, acrobacias y trucos efecto boca abierta, risas sin lata... Mucho en poco tiempo para hallar las marionetas interiores del yo profundo. Merecía la pena, con o sin invitación.
Aplausos y más aplausos. El verdadero sueldo del artista que sabe depende de unas palmadas del todo subjetivas, para bien y para mal. Y una vez fuera del teatro, en este caso el Palacio de Festivales, tuve la sensación de injusticia. Al ver a tantas señoras mayores enjoyadas y ensimismadas en abrigos peludos vi que esa gente no llega a la esencia del arte mayúsculo. No son más que abonados a la causa social, desamparando la realidad virtuosa del espectáculo. El poder que todo lo corrompe, más en ciertas escalas que pasan de puntillas por el mundo real.
Este mundo da asco. Así que reinventar el contexto es del todo justo y necesario.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Vaya sorpresa! Me ha encantado leerte. Parece que el rollo cultural de la capi de las sardinas te está enganchando. Me alegro. Que se creen que por ser de provincias no sabemos hacer nada. Un besito amore de tu medio gaditana.

An dijo...

hola!!! acabo de descubrirlo ora mismo y no tengo tiempo para escribirte, q pierdo el bus, pero q sepas que yo tb seré habitual (en cuanto pille internet, a tu blog!). me gusta la última frase (salvo la primera parte, no me seas pesimista q no estoy yo como para hundirme más!), en mates dirían "necesario y suficiente", es sólo una traducción, pero la idea de la demostración al desmontarla es la misma... (q deformación profesional) UN BESO MU FUERTE
FDO: ÁNGELA

EsE dijo...

ANÓNIMA GADITANA, me encanta sorprenderte tanto como me sorprende a mí tu capacidad de superación y esas ganas infinitas que te harán conquistar más que el mundo. Cádiz es un buen comienzo. Y sí, nuestra ciudad, esas de la que tanto despotricamos, existe y tiene cosas que contar y que ofrecer. Sólo es cuestión de quitarse la cera de los oídos y conocer qué hay más allá de nuestros muros de la indiferencia. Y como contigo ser indiferente es imposible te mando un beso que sabe a cercano (vía Ave).

AN, contaba contigo porque sé de tu fidelidad a las letras y esa pasión común a la paranoia en toda su dimensión. En cuanto a la verdad matemática ahí no entro porque soy un profano en la materia. Nos debemos más cafés, miradas, futuros y piezas de fruta hechas batido. Ánimo én la jungla universitaria. Besos a la enésima potencia.